Roa: Belleza en la Vida, la Muerte y la Descomposición

Poco se sabe sobre el artista belga, Roa. Quizás sea por su naturaleza secreta que estamos sedientos de conocer sobre el sujeto detrás de los animales, a gran escala, que emergen sobre paredes abandonadas por todo el mundo. El ciclo de la vida, la muerte, la reproducción y descomposición se han convertido en el foco de su obra que triunfa en fusionar a perfección el arte, en el contexto geográfico en el que se sitúa. Cauteloso en ofrecer una definición concreta que limite su obra, Roa pinta sus figuras en blanco y negro con un detalle extraordinario.

Es considerado uno de los artistas más reconocidos y activos en el “street art” y pasa su vida pintando muros en una gran cantidad de países. Es difícil seguirle el rastro a Roa, sin embargo, no importa en qué parte del mundo se encuentre sabemos que no va a defraudar. Una vez aterrizó en Puerto Rico no se hizo esperar y comenzó a trabajar su muro para el festival de arte, Los Muros Hablan.

Tuve la oportunidad de sentarme con el artista y dialogar sobre su inclinación hacia los animales, la naturaleza y su discurso sobre el verdadero significado de la libertad.

 

¿Qué experiencia personal te llevó a dibujar animales y su ciclo de vida y muerte?

Desde que puedo recordar tengo una fascinación por otras formas de vida y la naturaleza. Cuando era niño siempre recogía animales vivos, muertos, esqueletos y piedras. Luego los llevaba a mi casa y los coleccionaba. Más tarde comencé a correr “skate” y  a hacer “graffiti”, esto trajo consigo esta fascinación a la superficie nuevamente.

Leí en una entrevista que no te gusta permanecer en lugares cerrados, ¿por qué?

No me gusta estar encerrado. Creo es por eso que no me gusta viajar. No por miedo, sino porque no puedo estar encerrado en un avión por mucho tiempo. Necesito moverme. Vivo la vida de una forma acelerada y la rutina no es algo que me llame la atención, es parte de mi naturaleza. Trato de que lo que hago no se convierta en un trabajo y pierda su libertad, odio los contratos. Viajo el mundo pintando paredes y las paredes que pinto las hago como satisfacción personal.  Su propósito es que sean encontradas por cualquier persona e interpretadas a su manera. Constantemente me preguntan como describir mi trabajo y la realidad es que al hacerlo le restas la libertad que puede tener otra persona al interpretarlo.

¿Por qué prefieres los lugares abandonados o solitarios para pintar? ¿Tiene que ver algo con tu personalidad?

Probablemente. Todo lo que hacemos, de algún modo, tiene que ver con nuestra personalidad. Desde que tenía 13 años y comencé a pintar me encantaba encontrar lugares únicos y abandonados. Creo que es ahí donde mi arte hace más sentido.  

 Describe tu proceso creativo, ¿qué viene primero: el ambiente o el concepto?

El ambiente siempre esta ahí antes que yo llegue. Honestamente casi nunca tengo el concepto preparado antes de llegar al lugar. Trato de no presionarme con el proceso, y trabajar con los impulsos. La iguana que estoy haciendo en Puerto Rico me interesó porque tiene que ver con la naturaleza de este país y su historia.

¿Cuál sería tu lugar ideal para pintar?

Todos y ninguno. No existe el ideal…

¿Cuáles han sido tus mejores trabajos y dónde?

No sé, posiblemente paredes que no he pintado en sitios donde no he estado aún. No tengo preferencias de animal o lugar para pintar. Siempre será una combinación entre el lugar, las personas que conoces y la experiencia general que tengas.

Miedos ¿A qué le temes?

No poder pintar y no poder viajar para hacerlo, también a la muerte. Creo que los seres humanos tenemos miedo a morir y  la única verdad en la vida es que todos vamos a hacerlo. Sin embargo, más que un miedo personal creo que es un miedo colectivo a lo desconocido. Esa es la razón de explorar tanto el tema en mi trabajo.

Si pudieras ser cualquier animal ¿cuál sería?

Un pájaro. Creo que lo único que no podemos hacer los humanos es volar y eso siempre lo voy a considerar una verdadera libertad.

¿Cuál crees que es el discurso de tu trabajo?

Creo que la gente necesita descubrir eso por su cuenta. Mi trabajo se lee de muchas maneras. Por un lado, los animales le hablan a todo tipo de personas: niños, adultos o ancianos, y con pintar animales puedes decir más sobre los seres humanos y el mundo en que vivimos que con cualquier otra cosa. Por otro lado, la gente está tan acostumbrada a que les des significados con palabras y mensajes que cuando no lo haces los obligas a cuestionarse las cosas de una forma más profunda.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s